Blog decoración de restaurantes


Como distinguir una página web engañosa de reformas


Internet ha revolucionado nuestras vidas y se ha convertido en un gran escaparate en el que compradores y usuarios buscamos, comparamos y adquirimos todo tipo de servicios o productos. En el sector de las reformas las páginas web se han convertido en la mejor tarjeta de presentación para empresas y profesionales. El objetivo de cualquier página web corporativa es la de transmitir la filosofía y servicios que presta la empresa de forma fidedigna, clara y concisa, evitando la publicación de productos o servicios de una manera imprecisa, irrealista o engañosa.

Pero al igual que ocurre en el resto de sectores, hay “empresas” de reformas que incumplen estos códigos éticos al incluir en sus páginas información falsa, manipulada o malintencionada con el fin de transmitir a sus clientes una imagen irreal o artificiosa de su verdadera estructura y organización. Suelen ser “empresas” que no cuentan con los medios ni recursos humanos necesarios para abarcar los servicios que publicitan, con el consiguiente perjuicio y conflictos que pueden generar a sus cliente tras su contratación. Al no ser capaces de desarrollar el nivel ni la metodología de trabajo a la que aspiran, utilizan como reclamo en sus páginas vistosas fotografías de trabajos realizados por otras empresas que se atribuyen como propios, cuando en realidad están suplantando la identidad de sus verdaderos autores. ¿Qué se puede esperar de alguien que desde el “minuto uno” empieza engañando a sus clientes? ¿Si esto pasa desde el “minuto uno”, en qué situación se encontrará el cliente cuando llegue el “minuto 90”?

 

Consejos para no ser estafado por una página web de reformas

 

Existe un método muy fácil para el usuario de desenmascarar a impostores y páginas web engañosas en el sector de las reformas. Resumido en tres pasos sería el siguiente;

 

1.- Se pincha en el lado derecho del ratón sobre cualquier fotografía de una página web de reformas. 

2.- A continuación se nos abrirá una pestaña con una serie de opciones entre la que volvemos a pinchar “Buscar imagen en google”. 

3.-Por último saldrán los autores y las distintas páginas web donde se pública la foto. Si entre los resultados figuran autores diferentes a los de la web, es un signo evidente de que nos encontramos ante una página con “gato encerrado”.

Este tipo de engaño o suplantación es sin duda uno de las más frecuentes en las páginas web del sector de las reformas y el método comentado la mejor manera de conocer si nos encontramos ante una empresa seria.

 

Otra manera fácil de desenmascarar una página web engañosa es acceder al “menú” e ir al apartado “Aviso Legal”, de inclusión obligatoria para cualquier página web de reformas según el artículo 10 de la Ley 34/2002 de servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE), por el que es necesario exponer los datos identificativos de la empresa o titular de la actividad. Si no aparece este apartado, o si en el mismo figura una persona física o jurídica con actividad o razón social diferente a la publicitada en la web, también estamos ante un síntoma evidente de presunto enredo.

Es frecuente que los titulares de muchas de las páginas de reformas bien posicionadas en los resultados de buscadores como Google, sean realmente empresas de marketing o publicidad que poco o nada tienen que ver con el sector de la construcción y que solo actúan como intermediarios y comisionistas.

 

Por último aconsejamos desconfiar de todas aquellas páginas web de servicios de reformas con información incompleta y o en las que como única razón social aparece un número de teléfono móvil, porque con toda seguridad no cumplirán con las expectativas deseadas. Siempre aconsejamos que la mejor manera de no correr riesgos es contratar los servicios de una empresa especializada, seria, consolidada y solvente, que por su trayectoria o referencias genere la suficiente confianza como para recibir el encargo de la reforma.


Escribir comentario

Comentarios: 0